viernes, 28 de abril de 2017

En brazos de la mujer y el hombre maduros

En un manifiesto a contracorriente algunos filósofos y pensadores de Canadá, Estados Unidos y China proponen rehabilitar el valor de la jerarquía. Casi nada.

Aquí en VO.

Y aquí en tradu exprés e interrumpida tres veces por la locura española de las seis de la tarde del viernes.


Stephen C. Angle (profesor de filosofía de la  Weyslan University) y otros firmantes por alfabético orden.


En defensa de la jerarquía

Como sociedad, hemos perdido el saber hablar de los beneficios de la jerarquía, el conocimiento y la excelencia. Es hora de recordarlos.

En el Occidente moderno se ha hecho especial hincapié en el valor de la igualdad. La igualdad de derechos está consagrada en la ley, al tiempo que  se cuestionan las viejas jerarquías de nobleza y de clase social, si bien no han quedado éstas completamente arrumbadas. Pocos dudan hoy de que la sociedad global ha mejorado con estos cambios. Pero las jerarquías no han desaparecido. La sociedad sigue estando estratificada según el nivel de riqueza y el estatus, y ello se declina de innumerables maneras.
Por otro lado, la idea de un mundo puramente igualitario en el que no hubiera jerarquías parecería irrealista a la par que bastante poco atractiva. Nadie, tras reflexionarlo, querría eliminar todas las jerarquías, porque todos nos beneficiamos del reconocimiento consistente en que algunas personas están más cualificadas que otras para desempeñar ciertas funciones en la sociedad. Preferimos que nos opere un cirujano experimentado que un estudiante de galeno, y recabamos asesoramiento financiero de un buen profesional y no de un cursillista. Las jerarquías deseables y permisibles nos rodean pues por doquier.
Sin embargo, la jerarquía se ha convertido en algo pasado de moda y que nadie se atreve a defender o a elogiar. Los ministros del gobierno británico denuncian a los expertos por no estar en sintonía con el sentimiento popular; tanto Donald Trump como Bernie Sanders propiciaron plataformas para atacar a las élites de Washington; se culpa a los economistas de no predecir la crisis de 2008; e incluso las mejores prácticas asentadas entre los profesionales de la medicina, como las vacunas infantiles, son vistas con reticencia e incredulidad. Vivimos una época en que no se hacen distinciones entre las jerarquías justificadas y útiles y las élites egoístas y explotadoras.
Nuestro grupo cree que un pensamiento más lúcido sobre la jerarquía y la igualdad es importante en el ámbito de los negocios, la política y la vida pública. Debemos vencer el tabú y debatir qué cosa pueda ser una buena jerarquía. En la medida en que las jerarquías son inevitables, es importante que éstas sean beneficiosas, y evitar aquellas que sean perjudiciales. También es importante identificar las maneras en que las jerarquías útiles y beneficiosas refuerzan y fomentan buenas formas de igualdad. Cuando hablamos de jerarquía, nos referimos aquí a esas distinciones y clasificaciones que llevan aparejados unos claros diferenciales de poder.
Somos un grupo de diversos estudiosos y pensadores que tenemos opiniones sumamente diferentes sobre muchos asuntos políticos y éticos. Recientemente hemos propiciado un intenso debate acerca de estos temas en el Centro de Filosofía y Cultura Berggruen, en Los Ángeles, y nos hemos puesto de acuerdo en esto: hay mucho que decir en defensa de algunos tipos de jerarquía. Las ideas que aquí presentamos son al menos merecedoras de una atención más amplia y seria. Todo esto adquiere una nueva urgencia dado el giro que ha dado la política mundial hacia un populismo que, a menudo, ataca las jerarquías del  establishment mientras, paradójicamente, concede un poder autoritario a unos individuos que pretenden hablar en nombre "del pueblo".
¿Qué debe decirse pues en favor de la jerarquía?
En primer lugar, que las jerarquías burocráticas pueden servir a la democracia. Hoy, la burocracia es menos popular que la jerarquía. Sin embargo, las jerarquías burocráticas pueden instaurar valores democráticos fundamentales, como son el imperio de la ley y la igualdad de trato.
Existen por lo menos tres maneras en que las instituciones constitucionales jerárquicas pueden mejorar la democracia: protegiendo los derechos de las minorías y, por tanto, asegurando que los intereses básicos de las minorías no se vean orillados alegremente por los prejuicios o los intereses egoístas de las mayorías; frenando el poder de las mayorías o de las minorías a la hora de aprobar leyes que las favorezcan, en detrimento del interés general; y aumentando los recursos epistémicos que intervienen en la toma de decisiones, haciendo que la ley y la política reflejen mejor un debate plural de calidad. De ahí que las democracias puedan ver con buenos ojos la jerarquía porque ésta puede reforzar la propia democracia.
Sin embargo, en las últimas décadas, estas jerarquías cívicas han sido desmanteladas y, a menudo, reemplazadas por mercados descentralizados y competitivos, todo ello en nombre de la eficiencia. Esto tiene sentido únicamente si la eficiencia y la eficacia (por lo general, se entiende que son medibles en términos económicos) se consideran prioritarias. Pero si damos por buena tal cosa, acabaremos otorgando menos valor a conceptos como el estado de derecho, la legitimidad democrática o la igualdad social. Así que a veces podríamos preferir las jerarquías democráticamente controlables que preservan dichos valores, incluso por encima de una mayor eficiencia.
A menudo se critican las instituciones constitucionales jerárquicas porque escapan al escrutinio directo del electorado, pero resultaría demasiado zafio pensar que el control democrático exige tal vínculo inmediato. La máxima rendición de cuentas es compatible con un amplio grado de probable aislamiento respecto del control electoral directo.
Aparte de su importancia cívica, la existencia de jerarquías en la vida puede ser sorprendentemente beneficiosa de una manera más genérica. La jerarquía se hace opresiva cuando se reduce a un simple poder sobre los demás. Pero también hay formas de jerarquía que entrañan compartir el poder con los demás. El taoísmo se caracteriza por este tipo de poder, en efecto, y lo vemos  a través de la imagen del que monta un caballo y a veces tiene que tirar de la brida y a veces soltarla. Esto no es dominar, sino negociar. En el taoísmo, el poder es cuestión de energía y de competencia más que de dominio y de autoridad. En este sentido, una jerarquía puede empoderar y no tiene por qué incapacitar.
Tomemos los ejemplos de las buenas relaciones entre padres e hijos, maestros y pupilos, o jefes y empleados. Éstas funcionan mejor cuando la persona que está más arriba en el escalafón no utiliza su posición para dominar al que está por debajo, sino para permitirle que crezca en sus propias capacidades.
Un conocido ideal confuciano preconiza que el maestro debe procurar que el discípulo lo supere. Las jerarquías confucianas están marcadas por la reciprocidad y la atención mutua. La respuesta correcta al hecho de una capacidad diferencial no consiste ni en celebrarla ni en condenarla, sino en aprovecharla en la búsqueda común de la buena vida.
Por ello, las desigualdades de estatus y de poder pueden resultar aceptables en la medida en que estén insertas en relaciones de reciprocidad y de atención mutua y si propician el progreso de aquel que está por debajo en la jerarquía. Esto encajaría con la concepción taoísta de un poder que no es una forma de dominio sino que busca potenciar a aquellos sobre los que éste se ejerce.
Además de empoderar, las jerarquías deben ser dinámicas en el transcurso del tiempo. Las jerarquías son a menudo perniciosas, pero no porque distingan entre las personas, sino porque perpetúan estas distinciones incluso cuando éstas ya no son pertinentes ni sirven un buen propósito. En definitiva, las jerarquías se anquilosan. Pudo haber en su día buenos motivos, por ejemplo, para nombrar a personas en cargos de poder sobre la base del mérito, como en la Cámara de los Lores. Históricamente, sin embargo, esto a menudo llevó a que las personas no sólo retuvieran ese poder cuando ya dejaron de merecerlo personalmente, sino que también lo transmitieron a sus hijos. Todas las jerarquías legítimas deben permitir cambios en el tiempo para que no conduzcan a una injusta acumulación de poder. Esto es algo que se da en las jerarquías basadas en la edad que propugnan los confucianos, puesto que los jóvenes acabarán ascendiendo hasta alcanzar un estatus elevado y la autoridad de los ancianos.
Para protegerse contra el abuso de los que ostentan un estatus más elevado, las jerarquías también deben circunscribirse a ciertos ámbitos: las jerarquías se vuelven problemáticas cuando se generalizan, de tal modo que las personas que tienen poder, autoridad o gozan de respeto en un sector, dominan también en otros sectores. Es más que evidente que esto se da cuando los que ejercen el poder político disfrutan de un poder jurídico desproporcionado, pues si bien no están completamente por encima de la ley, al menos están sujetos a una responsabilidad jurídica menor que los ciudadanos de a pie. Por lo tanto, debemos protegernos de lo que podríamos llamar la deriva jerarquizante: la extensión del poder de un ámbito específico y legítimo a otros ámbitos, esta vez ilegítimos.
Esta deriva jerarquizante ocurre no sólo en la política sino en otros ámbitos humanos complejos. Es tentador pensar que las mejores personas para tomar decisiones son los expertos. Pero la complejidad de la mayoría de los problemas del mundo real hace que esto, a menudo, sea un error. Frente a problemas complicados, las competencias generales, como la apertura mental y, sobre todo, el raciocinio, resultan esenciales para una deliberación exitosa.
La especialización puede llegar realmente a interponerse frente a estas competencias. Dado que produce un compromiso entre la amplitud y la profundidad de un experto, cuanto mejor sea el experto, más exigua será su área de competencia. Por lo tanto, el mejor papel para los expertos no es muchas veces el de tomar las decisiones sino el de ofrecerse como recursos externos para ser consultados por un panel de generalistas no especializados y seleccionados por sus competencias generales. Estos generalistas deberán interrogar a los expertos e integrar esas respuestas en toda una serie de aspectos especializados para así lograr conformar una decisión coherente. Así, por ejemplo, los tribunales que deciden sobre la libertad condicional no deben acudir a un solo tipo de experto sino que han de basarse en la experiencia de psicólogos, trabajadores sociales, guardias de prisiones, personas que conocen la comunidad en que un prisionero específico podrá ser puesto en libertad, etc. Se trata de una toma de decisiones colectiva y democrática que se vale de las jerarquías de los conocimientos especializados sin por ello plegarse a éstos servilmente.
Pero ¿son las jerarquías compatibles con la dignidad humana? Es importante reconocer que hay diferentes formas de jerarquías, como hay diferentes formas de igualdad. La Declaración Universal de Derechos Humanos de la ONU estipula en su artículo 1: "Todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos". Pero es totalmente compatible con esta dignidad igualitaria el que algunos merezcan más honores que otros. En otras palabras, podemos reconocer que los individuos difieren los unos de los otros a la hora de encarnar excelencias de diferentes clases, y estas diversas formas de excelencia humana suscitan en nosotros un tipo especial de consideración positiva, algo que los filósofos llaman  el "respeto valorativo". El respeto valorativo es una forma de estima que tenemos para con aquellos que muestran ciertas excelencias: por ejemplo, por su elevado carácter moral, o por su gran habilidad en argumentar. Dado que las excelencias son intrínsecamente comparativas, la gente inevitablemente operará clasificaciones mediante estas valoraciones, por lo que honrar a alguien es considerarlo (en algunos aspectos concretos) mejor que las personas que encarnan peor ese mismo valor o bien que lo defienden en una menor medida. La igualdad aquí parece estar conceptualmente fuera de lugar.
Una de las razones por las que la jerarquía ofende a la mente moderna e igualitaria es que presupone una deferencia respecto a aquellos que están más arriba. Ahora bien, si la idea de que la deferencia pueda ser algo bueno parece chocante, pues qué se le va a hacer. La filosofía debe perturbar y sorprender.
La jerarquía puede entenderse como indicadora de cuándo se espera que se produzca esa consideración respetuosa, esa deferencia hacia otras personas. Las buenas jerarquías indican el tipo correcto de deferencia o respeto, mientras que las jerarquías opresivas exigen las deferencias y los respetos que son erróneos.
Por supuesto, la deferencia y el respeto pueden llegar demasiado lejos, y ello trae muy malas consecuencias. El llamamiento confuciano a la "distinción" entre maridos y esposas, por ejemplo, abonó un sistema social de relaciones de género opresivo y jerárquico. Pero el hecho de que la deferencia sea mala si se da en exceso, no significa que esté equivocada si se practica en su justa medida.
Hay varias razones para pensar que la deferencia y el respeto, cuando son debidos, resultan beneficiosos. Aceptar que otros saben más o pueden hacer más que nosotros comunica y permite una apertura de aprendizaje y un crecimiento. Nos permite acceder a lo que la filósofa Li-Hsiang Lisa Rosenlee de la Universidad de Hawai llama "la compleja red de relaciones humanas,  en la que el conocimiento del pasado se transmite de los mayores a los más jóvenes". La deferencia y el respeto expresan el reconocimiento de la naturaleza finita y falible de cada uno de nosotros, y transmite  a uno mismo, como a los demás, la centralidad de la relación con la propia identidad y el bienestar de cada cual, y contribuye a un funcionamiento social fluido… e incluso tocado por la gracia o la belleza.
La deferencia y el respeto requieren reconocer que no somos todos iguales en nuestras excelencias. Pero incluso si admitimos que algunas personas encarnan la excelencia humana más que otras, o que hay algún tipo de "rango" entre los seres humanos, debemos tener cuidado  y saber lo poco que se colige de esto, especialmente en la esfera política.
Para empezar, la excelencia humana adopta múltiples formas, lo cual significa que puede haber un buen número de maneras en las que una persona puede exhibir su excelencia, incluso si es, en general, un "promedio". Simplemente no sabemos lo que la gente es capaz de aportar, por lo que debemos dar a todos el beneficio de la duda, en el sentido de que todos tienen un potencial de excelencia en alguna esfera de la vida.
En segundo lugar, a pesar de nuestras diferentes habilidades, los seres humanos son iguales en todo lo que fundamentalmente importa para atribuirle valor a la vida. Todos somos miembros de la especie humana, y nuestra común humanidad incorpora importantes rasgos merecedores de protección. Que haya algunas clasificaciones legítimas entre los seres humanos no significa que aquellos que están más cerca de la parte inferior del espectro no estén asimismo por encima de cierto umbral que los hace acreedores a un pleno respeto.
La política debería reflejar todo esto. Un sistema político como la democracia, que encarna la igualdad política, debe dar a cada persona el beneficio de la duda de que cada uno de nosotros, con las mismas probabilidades que cualquier otra persona, puede encarnar alguna forma de excelencia humana.
Las jerarquías basadas en el conocimiento especializado están siendo hoy criticadas; las jerarquías basadas en la edad están claramente pasadas de moda. Sin embargo, se han infravalorado los méritos de la gerontocracia,  que puede proporcionar una mezcla bastante sutil de beneficios igualitarios y meritocráticos. El análisis histórico de la China de la dinastía Qing, por ejemplo, sugiere que las jerarquías gerontocráticas supusieron una alta representación de los grupos de bajos ingresos entre las élites políticas. Esto se debía simplemente a que la esperanza de vida no difería mucho en función de los ingresos de cada cual, lo que significa que los ancianos de la aldea constituían un sector representativo de la sociedad. Por supuesto, lo que ha sido cierto en el pasado tal vez no lo sea en el futuro, y la estructura de la sociedad en todo el mundo ha cambiado tanto que esta correlación no se mantendría si tratásemos de reproducirla hoy. Por ejemplo, ahora que la riqueza mejora considerablemente la vida en muchos países, una verdadera gerontocracia representaría menos a los grupos con ingresos inferiores.
La gerontocracia se asocia a menudo con el paternalismo, término que se ha convertido en un insulto. El paternalismo político puede definirse como una interferencia coercitiva respecto de la autonomía. Esta forma de jerarquía es generalmente considerada con mucha suspicacia, y ello por una muy buena razón: muchos gobiernos autoritarios han despreciado los intereses del pueblo pretendiendo actuar en su nombre. Pero puede haber una justificación para, al menos, algunas formas de este fenómeno, ya que el paternalismo puede, de hecho, fomentar la autonomía.
El razonamiento a seguir sería que la autonomía requiere de dos cosas: primero, saber lo que es mejor y, segundo, la capacidad de vivir de acuerdo con este conocimiento sin verse uno alejado o incapacitado para tal tarea por la propia irracionalidad. Ambas condiciones son difíciles de cumplir. Hasta el inicio de los tiempos modernos, muchos filósofos creían que los seres humanos eran, en su mayoría, seres imperfectamente racionales y, por lo tanto, no podían comprender plenamente que era lo mejor; y todos los psicólogos aceptan que tenemos un control muy limitado sobre los elementos irracionales de nuestra naturaleza.
Las buenas intervenciones paternalistas, desde esta perspectiva, adoptan dos formas: comunican el conocimiento de lo que es mejor, en formas que son accesibles a agentes imperfectamente racionales; y pueden "habituar" los impulsos irracionales de los individuos desde una edad temprana, de tal manera que más tarde esos individuos colaborarán en la aplicación de las prescripciones que procedan de la Razón. Estas intervenciones sólo se justifican en la medida en que, en última instancia, nos permitan actuar de manera más autónoma. Que esto sea así lo sugiere la teoría de la "habituación" de Aristóteles, para quien el buen vivir necesita del cultivo de los hábitos del buen vivir. Por lo tanto, al ser requerido habitualmente a actuar de cierta manera, especialmente cuando somos jóvenes, podría, paradójicamente, permitirnos pensar más racionalmente por nosotros mismos a la larga.
La psicología moderna presta cierto apoyo a esta visión de las cosas, ya que sugiere la necesidad de proporcionar entornos apropiados para fomentar una toma de decisiones buena y justa. Tanto los confucianos como los psicólogos modernos comprenden que el comportamiento humano tiene dos raíces principales: unas fuentes internas, como son los rasgos de carácter, y unas características externas propias de las situaciones particulares en las que nos encontramos.
La jerarquía paternalista podría entonces favorecer la autonomía individual. Y la jerarquía tiene un beneficio final. Aunque parezca divisiva, la jerarquía puede promover la armonía social. Muchas culturas otorgan un elevado valor a la armonía común, y con razón. Esto supone un modo de vida compartido, y también una atención empática hacia la calidad de vida de los demás. El exceso de jerarquía actuaría en contra de esto, creando divisiones dentro de las sociedades. De hecho, en cierto sentido, la jerarquía siempre trae consigo la amenaza de tensiones, ya que es una condición en la que un adulto manda, amenaza u obliga a otro a hacer algo, cuando este último es inocente de cualquier acto ilícito, y es competente para tomar decisiones, siempre que no se vea mermado en ese momento por el alcohol, una enajenación mental transitoria  o cosas similares. Pero el objetivo de preservar la vida en común significa que la jerarquía puede justificarse si (y sólo si) es el menor nivel jerárquico requerido, y si es probable que sirva para ir contra una discordia importante o para fomentar una mejor puesta en común. Ésta es una justificación minimalista que sólo justifica la menor cantidad de jerarquía que sea necesaria.
Podemos encontrar ecos de tal respaldo a las jerarquías-que-permiten-la-armonía en muchas sociedades africanas tradicionales, así como en las culturas influenciadas por Confucio en Asia. Si vamos más allá de la teoría y de la práctica, también parece evidente que alguna versión de este principio justifica, a su vez, la jerarquía en muchas culturas occidentales. Piénsese en cómo se le otorga a la Policía una autoridad sobre los demás en aras del mantenimiento del orden público. Algunas de estas ideas sobre la jerarquía serán recibidas sin duda más favorablemente que otras. También habrá desacuerdo -como existe entre nosotros- acerca de si debemos ser simplemente más claros sobre el valor de algunas jerarquías, o sobre si necesitamos más jerarquías en ciertos ámbitos. La jerarquía ha sido históricamente muy denostada y el comprensible temor a mostrarse demasiado entusiasta acerca de ella  hace que a algunos les entren los siete males al hablar de sus méritos. No obstante, consideramos importante plantear estas ideas como una invitación a iniciar una muy necesaria conversación sobre la función  de la jerarquía en un mundo que, hoy por hoy,  y en muchos sentidos, es fundamentalmente igualitario en la medida en ofrece igualdad de derechos y de dignidad a todos. Sin embargo, este mundo claramente no puede (y no puede) dar un igual poder y una misma autoridad a todos. Si queremos que coexista la necesaria desigualdad que entraña la desigual distribución del poder con la igualmente necesaria igualdad de valor que le ponemos a la vida humana, ya va siendo hora de tomarse en serio los méritos de la jerarquía.

...




Circulen

El secretario de Estado de interior confirma en el Congreso que sigue en vigor la orden del DAO:
Es decir el Gobierno (lo) sabe de antemano.


Circular en la que, con fecha 19 de abril de 2012: "Se recuerda a todas las unidades que por orden del teniente general Director Adjunto Operativo se debe remitir antes de las once horas de cada miércoles y hasta nueva orden una breve reseña de las operaciones que vayan a entrar en explotación la semana siguiente indicando los siguientes extremos: nombre de operación y unidad participantes; concepto de la operación y fecha previsible; número previsible de detenidos e implicados; registro de inmuebles que se prevea practicar; posibles implicaciones de cargos públicos, de personas y de registros sedes oficiales. Asimismo también se comunicarán estos extremos respecto a aquellas operaciones que encontrándose en fase de operación, presenten novedades relevantes. Significándose que el incumplimiento de los referidos plazos y formas establecidos se entenderá, en todo caso, como OMITIDOS". Firmado: el teniente coronel jefe de Operaciones, Francisco J. Sualdea Martín.

Después de la primavera viene el verano

Aquí.
Rajoy supera a Mr. Chance y  todos los guionistas del mejor cine decalé.

jueves, 27 de abril de 2017

Lo diga Pablenchón o su porquero

La moción de censura es la moción de censura y clama al cielo: lo diga Pablenchón o quien sea.

La torpeza de querer liderarla, en vez de ponerse al servicio de PSOE y C's no hará sino darle oxígenos a Rajoy, que tal vez sea lo que busca.

...

La verdadera moción de censura a Rajoy debería ser una condena en rebeldía... en las urnas, que es la vera justicia popular... y poética en este caso.

Última trinchera

Aquí, de la Nuez pone el dedo en la llaga: son ellos, los jueces y los cuerpos policiales, aquellos que por oposición ocupan su lugar en la trinchera pública, los que a pesar de todo luchan contra la corrupción de los poderosos y evitan que el país caiga irremisiblemente en la postración moral a la que la arrastra la clase política con una perseverancia y una falta de propósito de enmienda propia de países de democracia de bajísima intensidad.

Pueden cometer errores y ser lentos, y muchas veces se debe a la falta de medios, pero criticarlos por sistema es ir debilitando la red de seguridad...

Bien es cierto que después de Mani Pulite llegó Berlusconi, pero eso no fue culpa de Falcone y Borsellino.












Partitocrasia

Los partidos, crasos.
Aquí.

miércoles, 26 de abril de 2017

Vichy catalán

En el Parlament se ha aprobado hoy el principio de la desconexión, que desembocará en un Cataluña de Vichy.

Aquí.
Todo lo ha resumido Eva  Granados, del PSC, en su extraña queja:

 "Nosotros también somos demócratas, y no queremos que nos independicen por la fuerza y en secreto. No entendemos por qué lo hacen así, parece que se disparen al pie. La reforma del reglamento para la desconexión exprés es el súmum de la chapuza del procesismo. Recortan derechos de los diputados de la oposición".


 Somos demócratas TAMBIÉN.
 Recortan derechos de los diputados de la oposición. RECORTAN...!


Un Parlamento constituyente que legisla ya fuera de la Constitución.

Y Rajoy en Brasilia, capital del mundo futuro.


Efecto Macron

¿A qué espera Rivera para retirar su apoyo el PP y provocar nuevas elecciones antes de que la corrupción acabe sepultando al partido del Gobierno?

Incluso podría esperar que Podemos apoyase directa o indirectamente un gobierno sobe la base del pacto del abrazo C's-PSOE surgido de una moción de censura.

El efecto Macron sólo pasa una vez en la vida.




Menuda tribu

Interesante entrevista antropológica sobre los mecanismos tribales, sectarios, caníbales y suicidas de ciertos colectivos.

Aquí.

martes, 25 de abril de 2017

Anzuelo de perdiciones

Un Pujol duerme a la sombra por 30 millones de origen desconocido. No porque haya perdido su presunción sólo de indedencia, sino porque aunque sigue siendo inocente, el juez ha decido que es mejor que, en tanto no se dicte sentencia, no siga delinquiendo.

Aquí el auto del pueblo, llaves en mano esta vez.

La empresa mexicana  donde han ido a parar gran parte del parné se llama "Anzuelo de soluciones". Predestinato

....
Si Urdangarin acaba ingresando, tras su recurso, se podrá afirmar que la transición ha acabado por fin. Más de 40 años después y después de 5 años de la confesión del patricarca del clan que reinó en el Principado.

Micros en el Canal

Eloy Velasco no para.
Aquí.

El fiscal general reconoce que se instalaron por orden de los jueces unos micros en el despacho de Ignacio González y en los pasillos.

Aquí.

De esas grabaciones se pueden colegir algunos de los elementos del auto de prisión que se quedan en meros indicios.
El secreto de sumario y la investigación en curso así lo aconsejarían.
Casi nadie ha cuestionado la técnica jurídica del auto, que, a pesar del secreto, circula.





Journalisme vérité

En poco más de dos minutos un curso acelerado de periodismo vérité.
Aquí.

Y aquí el primer episodio de la serie francesa "Fact-Checkeurs"

Como hacíamos antes

El ministro del interior, Zoido  a las 17h 57 dice, a propósito de la reunión con el Secretario de Estado del hermano de Ignacio González, Pablo: "cree que se habría reunido a las nueve y media con registro y no ocultándonos, como hacíamos antes (sic)".

Preguntado por ello a las 18h dice quiso decir : "como hacían antes".

Mentiras piadosas y paliativas

Eloy Velasco, el juez del pueblo, desimputa a Marhuenda y Casals, que también serán pueblo.
Aquí.

Dice el juez que lo que decían eran "mentiras piadosas y paliativas" en pro de un amigo en apuros, que ha acabado enchironado.

Amenzar con extorsionar pues no es ya extorsionar.
Cifuentes, siempre echá palante, no se sintió presionada. Flaco favor hace a la causa del interés general.

Vamos bien. Se confirma que la prensa es el poder, no el cuarto poder, sino el poder.

Y luego dice Ansón que ojo con acosar a uos pobres periodistas, cuya obligación es influir en la sociedad, por tierra, mar y aire... ¿e inventando guarrerías, si se tercia, o amenzando con hacerlo?
 Aquí.








De la estaca al estacazo

Lluís Llach afirma que la Generalitat pegará un estacazo a los funcionarios (mossos incluidos) que no cumplan con  las leyes ilegales de la desconexión.
Aquí.

Un fondo duro y rocoso al que podamos llamar realidad




Tengo ante mí el auto de prisión, el auto del pueblo, el Volskwagen del juez Eloy Velasco, juez del pueblo, por el pueblo y para el pueblo.
Y antes de empezar a leerlo con suma atención, pues hay gente privada de libertad por ello y con su nombre arrastrado por el barro, me acuerdo de este pasaje de Walden, de Henry David Thoreau.


... Let us settle ourselves, and work and wedge our feet downward through the mud and slush of opinion, and prejudice, and tradition, and delusion, and appearance, that alluvion which covers the globe, through Paris and London, through New York and Boston and Concord, through church and state, through poetry and philosophy and religion, till we come to a hard bottom and rocks in place, which we can call reality, and say, This is, and no mistake; and then begin, having a point d'appui below freshet and frost and fire, a place where you might found a wall or a state, or set a lamp-post safely, or perhaps a gauge, not a Nilometer, but a Realometer, that future ages might know how deep a freshet of shams and appearances had gathered from time to time. If you stand right fronting and face to face to a fact, you will see the sun glimmer on both its surfaces, as if it were a cimeter, and feel its sweet edge dividing you through the heart and marrow, and so you will happily conclude your mortal career. Be it life or death, we crave only reality.





Tradu exprés:

...Situémonos, trabajemos y hundamos con ahínco los pies en el barro y el cieno de la opinión, el prejuicio, la tradición, el engaño y la apariencia, ese aluvión que cubre el planeta de París a Londres, de Nueva York a Boston y Concord, mediante la Iglesia y el Estado, la filosofía, la poesía y la religión, hasta llegar a un fondo duro y rocoso al que podamos llamar realidad, y decir: esto, sin error alguno, es; y luego, con un punto de apoyo, bajo crecidas, escarchas y fuegos, ocupemos un lugar donde poder erigir un muro o un Estado, o colocar sin peligro un farol, o tal vez una sonda, pero no un Nilómetro, sino un Realómetro, para que las generaciones futuras puedan conocer la profundidad de la crecida de las imposturas y apariencias que llegó a haber. Si uno se mantiene erguido y encara un hecho, verá brillar el sol en ambos lados, como si se tratara de una cimitarra, y sentirá que su dulce filo le atraviesa el corazón y la médula, y así acabará dichosamente su carrera mortal. Sea la vida o la muerte, sólo anhelamos la realidad.



Macron multi

Victoria Prego en los Desayunos de TVE 9h 19´´, bajando la voz y como confidencialmente: "Macron es multimillonario...", dando a entender que velará por los intereses de las élites.

Veamos: lo primero: Macron no es de familia adinerada. Sus padres eran médicos.
Hace unos años ganó dinero como "bancario", cierto, pero por lo visto se lo gastó a espuertas en una casa, que comparte con su mujer, hijos y nietos.
A fecha de hoy no es multi ni siquiera es millonario; y tiene bastante deudas.

 Aquí.


 ....
Macron es multi pero por otros conceptos.
Es abuelo con 39 años, vive con una esposa que tiene 24 años más que él y protagonizó una "love story" siendo menor de edad fuera de lo común.
Mucha gente no sabe tampoco que Macron, aparte de Políticas estudió filosofía y fue ayudante de Paul Ricoeur; trabajó sobre Maquiavelo y la filosofía del derecho de Hegel; y toca el piano a  altísimo nivel, habiendo ganado algunos premios. Y habla inglés perfectamente.


Los extremeños franceses

Arcadi Espada extrapolando populismo allende y aquende los Pirineos y levantado acta de defunción del binomio izquiera-derecha.


Aquí.


Ay, esos muertos que gozan de buena salud... En las legislativas el PS y Les Républicains coparán más del 80% de los casi 600 escaños de la Asamblea Nacional francesa, reeditando el izquiera-derecha de siempre.
¿Y eso por qué? Pues porque en Francia votan a cada diputado, y cada cual conoce al suyo y, además, lo hacen a dos vueltas, que es la manera de ir rozandose con el electo.



En cuanto a que los populistas  en Francia son 41%... ojalá fuera cierto. Olvida Arcadi añadir el 5% que votó al sexto candidato autor de "Francia, levántate y  camina" y presidente de "Francia en pie (Nicolas Dupont-Aignan)", y a todos los fillonistas del sector Sens Commun (Sentido Común), que no sólo está en contra del matrimonio homosexual sino que se niegan a votar a Macron tal como les ha pedido Fillon, quien anunció que, de ganar, habría ministros de este movimiento.

Aquí la referencia de su lideresa diciendo que no votarán a Macron.


Resumiendo: mucho más del 50% de los francesos "extremeños" son populistas y antidemócratas, y se tocan, vaya si se tocan...

....

Macron ganará justito las elecciones, tipo 55%-45% y gracias a la abstención, mayormente de una parte de los melenchonistas.

Living la vida loca

Y no pasa na.
Aquí.

lunes, 24 de abril de 2017

Presunción de indecencia

Berna González Harbour dice cosas muy graves con mucho humor, que es como hay que hacer.
Aquí.

Schnaps und Frauen

González Pons anuncia muy ufano en TVE que todos, todos los grupos políticos del PE van a pedir esta semana la dimisión del euro-holandés que habló de "Schnaps und Frauen".
Como tiene que ser.  ¿Cómo se atreve a hablar así, como Julio Iglesias, de los sureños?



Qué más que dijera otra cosa.
Aquí.


¿Nuevo bipartidismo francés?

En España y alrededores se habla hoy del final de los dos partidos tradicionales en Francia, socialistas y conservadores: el peor resultado del PS y primera vez que la derecha no pasa a la segunda vuelta.
Sea.

Sin embargo, en las inminentes legislativas francesas, con su sistema mayoritario a dos vueltas en el que cada diputado da la cara en su circunscripción, los dos partidos tradicionales mantendrán, globlamente su cuota, pues ni el neopartido de Macron ni el FN de Le Pen podrán hacerse con más de un puñado de  "segundas vueltas" con sus candidatos.

La superioridad* del sistema electorial francés, que rige tanto en las presidenciales como en las legislativas y regionales como en las municipales, queda, pues, fuera de toda duda.


* Se evitan alcaldes y presidentes con coaliciones de perdedores, se acaban las listas cerradas, conoce cada cual por fin a su diputado (que tiene permanencias en su circunscripción) y al que se puede ir a ver, se generan mayorías estables en ayuntamientos, parlamentos regionales y en el nacional, y se acaba con la hiperrepresentación de los partidos minoritarios o regionales que sufrimos en España.
Además,  en Francia los nacionales residentes en el extreanjeros tienen sus propios diputados en el Parlamento nacional, que velan por los intereses de un colectivo que tiene sus propias necesidades, las del expatriado.




....
A ver con quiénes cohabitará Macron. Siendo él, hará a pelo y pluma.


domingo, 23 de abril de 2017

Francia: Sondeos 1 - Big Data 0

Macron y Le Pen en segunda vuelta, acertaron las encuestas y falló estrepitosamente el triple Big Data que había resucitado a Fillon.
Aquí.

 ...

Sánchez Dragó podrá seguir alimentando su delirio hasta 2022.
Aquí.



Israelitas a media tarde

Una encuesta a pie de urna da:

Macron 24 %
Le Pen 22%
Fillon 20,5%
Mélenchon 18%


Lo grotesco es que el artículo  de La Libre Bel habla de recuento.... cuando las urnas siguen abiertas!
À suivre.


Un juez en precario

El juez Velasco, el juez del "pueblo",  y su aproximación penal.
Aquí.

Asusta conocer de primera mano la precariedad de tiempo y medios de la AN.
Cómo serán las cosas en los tribunales por debajo...





Francia insondable

Los sondeos ya no son lo que era y sin embargo...
Aquí y acá.

viernes, 21 de abril de 2017

Un puro

El hombre de la mano quemada (ajena) diversificaba sus latrocinios paradisíacos.
Aquí.

Aguirre y su mano quemada agotan su recta final.

Y Rajoy-somos-un-gran-país fumándose un puro con forma de elecciones anticipadas.

...
Del otro lado del Ebro: los fiscales del 3% catalán  son relevados para conducir mejor lo irreconducible.


Obra y público

Los conjurados necesitan escenificar.
Aquí.

Es la hora de los adictos a la causa historicista...

"Jurándonos los unos a los otros...,", dice Junqueras, la force (brute) tranquille.

....

La obra un éxito, el público un desastre, como dijo Oscar Wilde.

Viva la demarquía

Aquí, Fuertes y Sosa, Profesores S.A. llaman a capítulo al también docente Savater, que había efectuado una, todo hay que decirlo, espesa "recapitulación" estotro día en El País (acá), en la que, de paso, hacía escarnio del sorteo como modalidad democrática de elección para algunos cargos públicos.

El sorteo, que viene de tan lejos como fue la Grecia helenísitica y sus helastas (y siempre que se dé en igualdad de méritos y capacidades), es el complemento ideal, según los autores asociados, para la democracia sustendada en el sufragio universal, y la mejor lucha contra el amiguismo patrio, copinage  galo (compadreo) colocacionismo germano (Ämterpatronage), croynism inglés (cronificacionismo) o el portugés y gallego "fisiolo(x)gismo" (¡...que será tal vez por aquello de  "mamíferos!)


¡Viva la demarquía...!


....

Yo iría más lejos: sacaría a concurso incluso las plazas de ministro y sin requisito de nacionalidad. Y luego a sortear.




jueves, 20 de abril de 2017

El Pantojo

dice que todo coloquial y que nunca habló mal de Cifuentes.

Como un corleone cualquiera.

Aquí.

La reina de las ranas

Aguirre apunta a Génova como un Colón inverso.
Aquí.


....

Si esto sigue así y la gente de centro y liberal sigue votando PP y no C's, estaremos cerca de aquello del PRI mexicano de final del siglo pasado.

Sheriff a sueldo

El nuevo anticorrupción es un moderantista.

Aquí.

Dando leches y viajes y buscando guarrerías

Y luego dicen que "la prensa" no tiene poder de presión.

Aquí.





Pobre Blas de Lezo... asociado a la mugre del PP en su reencarnación.

miércoles, 19 de abril de 2017

Plan A

Siempre ha sido el plan A la unilateralidad, que nadie se llama a engaño.
Aquí.

A la turca.

La mare del xai

Es decir,  el origen de todos los males, las visitas del honorable a los magistrados para blindar lo aberrante.

Aquí.

martes, 18 de abril de 2017

Un pdf contra la Audiencia Nacional

El PP acusa a la Sala de lo Penal de la AN de prevaricar (abuso de derecho) por citar a Rajoy como testigo.
Aquí.
Olvidan que la verdad lo es la diga Agamenón o su Porky Pig.

La lucha en favor de la corrpución se libra palmo a palmo.

Absolutamente moderna


La ministra sueca de igualdad.
Aquí.

Mariano sé fuerte

Como testigo Rajoy no podrá mentir en defensa propia y tendrá que decir toda la verdad sobre las "nimiedades", o ser perjuro.
Seguramente se acojerá a la doctrina cristínica del yo no sabía lo que hacía nadie, pero la ya existente percepción de que la corrupción corporativista del PP se hacía bajo su consentimiento, cristalizará el día que declare por video conferencia.


Aquí.

Otro récord en el haber marianista: primer presidente de Gobierno en ejercicio llamado a declarar como testigo.

Montesquieu no está aún muerto del todo en España.

----

C's dice que lo veía venir.
Aquí.
¿Por qué le dió el "sí" entonces para formar Gobierno, si con una mera abstención valía?







lunes, 17 de abril de 2017

Por qué no los callan...

....a Castro y a Maduro.

Dastis, Rajoy y el rey han de abandonar la infecta  y pesetera realpolitik para encarar una política real, regia y decente.

Aquí.

domingo, 16 de abril de 2017

Manque empate

Cómo celebra la prensa socialdemócrata lo que no pasan de empates a cero ( = asunto interno).
Aquí.

sábado, 15 de abril de 2017

Referéndum ganador

Mañana se celebra un referéndum para acabar con la separación de poderes, que sólo puede ganar Erdogan, el aliadode civilizaciones.
Aquí la razón de ello.


El lunes Turquía segurça siendo candidato a la adhesión de la UE, como si nada.

miércoles, 12 de abril de 2017

Rajoy y una foto

Rajoy buscaba esta foto.
Aquí.

El que resiste, se hace una foto.

Derrota

Es la derrota. No le demos más vueltas. Y el terrorismo ha vencido, como en tantos otros lugares y momentos de la Historia.
Aquí y aquí.

Pa(t)rias

No es sólo que Antonio Lucas sea un equidistante*, sino que la foto que acompaña su artículo ni siquiera lo es.
Aquí.


* "Qué siniestro el nacionalismo y qué repugnante el españolismo. Existe un punto intermedio. Y no es un punto ciego. Pero nunca fue oportuno explorado. En ninguna guerra importan las soluciones, sino las victorias..."

martes, 11 de abril de 2017

Masada, Mas y Ada

Bassets y su historicismo wikipédico.
Aquí.

No contempla el artículista la irrupción de los de Colau en el fregado, que puede ser el factor inesperado.




lunes, 10 de abril de 2017

Oveja con piel de oveja

CAT  brinda un bello homenaje numérico a las víctimas de ETA, que remata con un "Y contemos a los que murieron por defender las ideas que defendemos".


No sólo  hay que contar a las víctimas, hay que contar con ellas y llevarlas a la política, para dignificarla.
Aquí.

La democracia española no es militante, nos dice la autora.

En efecto, es una oveja disfrazada de oveja, que tiene miedo cerval al lobo, un lobo que no avisa y que es traidor.

El relato constructivo

Otegi, que se supone que es el brazo intelectual de los batasunos (cómo serán los no intelectuales), en una entrevista que le hace un inglés artesano, que le van lanzando centro  trans centro para que el otro los remate con la rabadilla.
Aquí.

Sólo les ha faltado un : "Ustedes que pueden, relaten"


22 votos

Chacón muere joven. Fue toda entusiasmo.
Aquí.
Pudo haber sido, ella a la que le gustaba ser la primera,  el primer candidato mujer (y candidato catalán, si no se cuenta a  Borrell, que se retiró él solo) a la Moncloa.
Le faltaron 22 votos en unas primarias...
No sabemos si hubiera llegado a la Moncloa, pero de haber llegado, a pesar de sus carencias, que las tenía, pero no más que otros monclovitas,  igual el problema catalán sería hoy algo diferente.

El PSOE le ha puesto una capilla ardiente, que se parece, ay, a un selfie.

domingo, 9 de abril de 2017

Soldadets de Catalunya

Según Redondo, podrían ser decisivos los votos de los militantes del PSC para que gane Pedro Sánchez las primarias. Y a partir de ahí, moción de censura a Rajoy y/o elecciones anticipadas.
Tendría su coña que sea el socialismo catalán, que en teoría, lucha contra el independentismo, la espoleta del pim pam pum final.

Fillon el iluminista

Fillon hace un curioso paralelismo entre Crimea y Cataluña y lo asienta en la Ilustración.

Aquí y aquí:

 "Reconnaître l’occupation de la Crimée par la Russie de manière unilatérale pour un pays comme la France, c’est bafouer le droit international et continuer à considérer que la Russie n’a aucune raison de se trouver en Crimée alors que l’immense majorité de la population de la Crimée est russe. c’est bafouer un droit fondamental qui est le droit des peuples à disposer d’eux-mêmes" a indiqué François Fillon".

ante lo cual el periodista le pregunta:

 "Le  droit des peuples à disposer d’eux-mêmes dites-vous […] est-ce que l’Espagne a tort ou raison d’interdire aux Catalans un référendum sur leur indépendance ?  » Le candidat répond que « c’est une question qui regarde l’Espagne, qui est du ressort de la politique intérieure espagnole et je me garderai bien de porter un jugement ». Le journaliste reprend : « cela vous choquerait que la Catalogne soit indépendante ? », le candidat répond « ce qui me choque c’est qu’on nie totalement le droit des peuples à disposer d’eux-mêmes, qui est un principe fondamental, véhiculé par la pensée française depuis les Lumières".



Luego  se ha matizado la cosa: todo ha de darse dentro de la legalidad y la Constitu, ha matizado su equipo de campaña.

Aquí.

Fallero

Gimbernat apunta a las tres o cuatro fallas del sistema español.
Aquí.
Sólo con la mitad, se es un Estado fallado, fallido, fallero.

sábado, 8 de abril de 2017

Trump el osado

Es cierto que Trump ha hecho en Siria lo que no se atrevió a hacer Obama.
Aquí.

Pero eso no lo convierte en un héroe. Matar a los asesinos que matan a los asesinos Estado Islámico no ofrece cien años de perdón.

Dies irae

En vez de entregar algunas armas, los etarras deberían haberse entregado ellos mismos y ponerse a disposición de la justicia francesa y española.

En EM y también en otros medios usan el término "artesanos de la paz" para designar a los muñidores de esta penúltima jugada de la banda (siempre será la penúltima), legitimando la infamia por la vía semántica, que, como es sabido, es la vía regia.


Aquí.

El verificador internacional, que por lo visto hizo una buena labor en Sri Lanka, no ha admitido preguntas.
Lástima que no le hayan interesado tampoco nunca las respuestas de las víctimas de ETA.


Aramburu, aquí, dice la frase clave:

"Imaginemos por un momento que los medios de comunicación no dieran cuenta del hecho. Entonces tendríamos una idea bastante precisa del tamaño de esta gente que entrega no sé si todos o una parte de los instrumentos de inferir dolor".



Mañana vendrá el tío etarra Paco con la rebaja, pidiendo privilegios para los presos, recibiendo golpecitos en la espalda y  pidiendo algún nombre de calle.
Si no ahora, en las siguientes elecciones, los etarras buscarán aprobar una ley del olvido en las urnas.

viernes, 7 de abril de 2017

El incongruente

El bocazas, se contradice también en esto, y va y dispara 59 veces.
Desde Rota.
Seguro que avisó a todo el mundo y se coordinó con sus aliados.
Aquí.

Estocolmo infierno y paraíso

Quinto atentado por atropellamiento en Europa.
Aquí.
El terrorismo yihadista en Europa ha llegado para quedarse.

Gol por la escuadra

Primero se le dio un premio en 2010 y ahora se le hace una visita de cortesía.

Aquí.

Este es tal vez el único gol real internacional que ha metido el independentismo en lo que va de partido.

Falsos amigos

España fue multada por tergiversar datos hace un par de años.
Primer Estado miembro multado por ese concepto.
Aquí y aquí.

El otro día recurrió ante el TJUE para seguir tergiversant.

Es todo un récord cumplir con el verbo en su doble acepción de falsos amigos.

Tergiversar & tergiverser.



....
Gibraltar español.



jueves, 6 de abril de 2017

Cambio de guardia

Para que los sectarios no cambien las armas de matar por las de mentir.

Aquí.


Las víctimas han de ver reconocida su a todas luces superioridad moral.

miércoles, 5 de abril de 2017

Perla alfonsina casera

Del ex ministro poco cabía esperar,  negacionista profesional y siempre en la nubes con sus ángeles.
Aquí.

Pero del juez metido a espía cabía esperar alguna perla cultivada "faite maison", y no ha defraudado: "las grabaciones eran lícitas pero ilegales".

Que no le pille a nadie con el ropón de faena...


Casandra Tarradellas


Para ver mejor el documento en pdf pulse aquí.

La clarividencia de Tarradellas respecto a la situación actual en Cataluña es escalofriante. 




Lluvia de medallas

Gibraltar ni sale.
Pero empieza la lluvia de medallas...

Aquí.